Terapia Ocupacional, Memoria, Orientación, Atención, Lenguaje, Gnosias, Praxias, Neurologia, Estimulación, Cognitivo,Terapia Ocupacional, Memoria, Orientación, Atención, Lenguaje, Gnosias, Praxias, Neurologia, Estimulación, Cognitivo

La Estimulación Cognitiva


La estimulación cognitiva es un conjunto de técnicas y estrategias cuyo objetivo es mejorar, potenciar o mantener las capacidades cognitivas. Dentro de las capacidades cognitivas más elementales podemos señalar: orientación, atención, memoria, lenguaje, funciones ejecutivas, gnosias, praxias y habilidades visoespaciales. Ninguna de ellas actúa por sí sola, por lo que en la estimulación estaremos trabajando más de una a la vez.

En cuanto a qué colectivo va dirigida, la estimulación cognitiva no solo puede beneficiar a las personas mayores o personas con deterioro cognitivo. Esta se puede dividir en entrenamiento cognitivo y rehabilitación cognitiva. Cuando hablamos de entrenamiento cognitivo nos referimos al trabajo que hace un estudiante, profesionales o deportistas, los cuales intentan aumentar al máximo estas capacidades, mientras que al hablar de rehabilitación cognitiva hacemos referencia a mejorar o evitar mayor pérdida de las habilidades cognitivas afectadas en personas con algún tipo de deterioro.

Por otro lado, estas técnicas y estrategias se basan en los procesos neurobiológicos de plasticidad cerebral, es decir, generar nuevas conexiones sinápticas y así, adquirir habilidades; y en la reserva cognitiva, que se trata de la capacidad del cerebro para compensar el deterioro, lo cual se traduce a mayor actividad cerebral (mayor estimulación) mayor reserva cognitiva. Al igual que podemos aumentar las conexiones cerebrales también existen factores que aceleran la pérdida de neuronas, ejemplos de ellos son: ausencia de actividad física y mental, consumo de alcohol y drogas, tabaquismo, dieta desequilibrada, estrés, insomnio, padecer ciertas enfermedades como diabetes o hipertensión, entre otros.

Existe diversidad de técnicas para trabajar las capacidades cognitivas, algunas de las que utilizamos en nuestra práctica habitual son técnica de orientación a la realidad, terapia de reminiscencia (evocar recuerdos a partir diferentes recursos), musicoterapia, arteterapia, laborterapia, actividades de ocio y tiempo libre, cuadernos de estimulación cognitiva, juegos de entrenamiento cerebral en dispositivos electrónicos, actividades/dinámicas grupales, actividades multitarea o duales como es el dualebike que se basa en pedalear mientras se juega a una partida de cartas, por lo que ponemos en práctica nuestra atención dividida y funciones ejecutivas, entre otras capacidades, a la vez que realizamos ejercicio físico.

En nuestras actividades de la vida diaria o en el domicilio también ponemos a prueba nuestras capacidades cognitivas constantemente. Algunos consejos para trabajarlas en casa son buscar actividades retadoras, realizar ligeros cambios de rutinas como por ejemplo intentar ir a un sitio conocido por un camino diferente al habitual (solo en personas con ausencia de deterioro o muy ligero deterioro), continuar aprendiendo cosas nuevas de nuestro interés (un idioma nuevo, geográfica, cultura, historia…), participar en juegos de mesa con otras personas, mantener la lecto-escritura, realizar pasatiempos, potenciar y mantener actividades significativas (aficiones), evocar recuerdos mediante fotos, música, lugares…

La estimulación cognitiva, como cualquier intervención, debe tener en cuenta a la persona que va dirigida teniendo en cuenta aficiones, intereses, sus actividades diarias y sus capacidades.


Sin comentarios